Cara y Cuello


El rostro es nuestra carta de presentación, la calidad de la piel revela nuestra edad, nuestra salud y hasta el estado de ánimo.

La zona del cuello y escote es una parte del cuerpo que nos delata. Es una piel muy fina y sensible que requiere un cuidado especial. Se arruga antes de lo que pensamos y la región del escote es la que más sufre los descuidos del sol.

Abdomen


En la actualidad cada vez más las mujeres rechazan la delgadez extrema y se identifican con cuerpos curvilíneos, figuras esbeltas y vientres planos.

Modelar esta área del cuerpo es uno de los objetivos más deseados, pero a la vez más complejo de alcanzar. Con la ayuda de los tratamientos estéticos podremos conseguir una cintura definida y lucir una armoniosa silueta.

Glúteos y Piernas


No importa si son largas o más cortas, todas quisiéramos tener unas piernas firmes, contorneadas y glúteos libres de celulitis.

No es tarea fácil, pero tampoco imposible. Una rutina de ejercicios y una alimentación adecuada es el complemento ideal a los tratamientos estéticos que nos permitirán lucir unas piernas sanas y bellas.

Brazos y Manos


El paso del tiempo, el abuso del sol o las causas genéticas también repercuten en lugares tan visibles como nuestros brazos y manos.

Es especialmente a partir de los 40 años que se produce un deterioro paulatino del aspecto y se hacen evidentes los primeros signos del envejecimiento.